Carta del hermano mayor

LUNES SANTO 2015

11082526_10153182681699573_4591035710090744745_nComo Hermano Mayor, y desde la Junta de Gobierno, agradecemos y felicitamos por su trabajo al Consejo de Hermandades, a los responsables de horarios e itinerarios, a los Cuerpos de Seguridad del Estado, en especial a la Policía Local. Muchas gracias a la empresa de seguridad Kappa, a la floristería Las mimosas, a la cerería La Esperanza. Muchas gracias a los medios de comunicación y difusión que acercaron nuestra hermandad al que no puede estar presente. Muchas gracias a las saeteras y saeteros que con su canto elevan al cielo nuestra plegaria, y que piden por la salud de los enfermos, muchas gracias al Hospital Blanca Paloma y a todas las hermandades que nos esperáis y nos ofrecéis vuestro apoyo durante nuestra estación de penitencia.

Trasladamos todas las felicitaciones recibidas por el Lunes Santo a los que lo han hecho posible, al Diputado Mayor de Gobierno y diputados de orden, esos que han andado de espaldas, haciendo el camino al revés, cuidando con tanto cariño a los más pequeñines, los que os habéis esforzado para que el cortejo guardara en todo momento el respeto, el decoro y la compostura que queremos para nuestra Hermandad. A los que se han reunido con los padres de los más pequeños para hacer un recorrido tan largo mucho más cómodo. Los que han numerado los cirios para respetar el orden dentro del cortejo, los que le han dado una pulsera a los más pequeños con su nombre y número de teléfono del padre para tenerlos localizados, los que se pusieron en la puerta con toallitas para desmaquillar lo que se podía ver entre los ojos del morrión, los que repartían gomillas para recoger el pelo, los que os habéis recorrido el cortejo dos o más veces, los que habéis tenido que enfrentar a faltas de respeto y colaboración. Para vosotros nuestra admiración, porque sois y habéis sido trabajadores incansables durante todo el año. Seguimos en la misma línea…trabajo, trabajo y más trabajo, somos los encargados de trabajar por y para los hermanos, para que se sientan orgullosos de su Hermandad. Si nos equivocamos, pedimos disculpas, rectificamos y seguimos trabajando. Este año habéis cuidado hasta el último detalle con la creación de un grupo de auxiliares para darle agua desde la cruz de guía hasta el último componente de la banda. Menudo grupo de servidores de la hermandad estáis formando. CRECEMOS JUNTOS.

Sigo diciendo que ser del Perdón imprime caracter, el de la humildad, el esfuerzo, el sacrificio. Ser humilde no significa no ser grande, ser humilde significa que la grandeza la tienes en tu corazón, y que tratas a todo el mundo por igual, sin creerte más que nadie. Tampoco significa que te debes dejar pisar, significa que debes intentar no pisar a nadie, ni hacer daño gratuito. Eso es lo que se aprende bajo las trabajaderas del Perdón. La Hermandad debe estar orgullosa de vuestro trabajo. Paso decido, firme y reposado, sabiendo el oficio y cuál es nuestra estación de penitencia, pero sobretodo CORAZÓN. Muchas gracias a todos, y en especial a nuestro equipo de capataces, que han trabajado para que, una vez más, todo se realizara con una sencillez y humildad, restándole importancia y mérito a lo que hacéis cada año. Una vez más hemos cumplido puntuales con nuestra cita con la Huelva cofrade. Una vez más habéis realizado de manera muy especial vuestra estación de penitencia a las puertas de la Purísima Concepción. Tenéis todo nuestro respeto, y nos sentimos orgullosos de nuestra cuadrilla de costaleros, esa que el próximo Lunes Santo cumplirá veinticinco años. CRECEMOS JUNTOS.

Muchas gracias a la policía autonómica, por acompañar y escoltar a nuestros Sagrados Titulares durante la estación de penitencia. Por hacerlo de corazón y con sentimiento, por entender la forma de trabajar de una hermandad joven como la nuestra, la vuestra, y que realiza el recorrido más largo de la Semana Santa onubense. Muchas gracias por estar a nuestro lado.

Muchas gracias al cuerpo de acólitos, a los componentes de la Sagrada Cena, y a los hermanos de nuestra hermandad que se han estado formando durante estos últimos años. Habéis tenido buenos maestros y maestras. CRECEMOS JUNTOS.

Y que decir de nuestro barrio, ese que día a día va sintiendo como suya la hermandad, siendo una seña de identidad. Decir Perdón es decir La Orden, esa Orden que engloba el barrio más grande de Huelva, la zona Alta ,Baja, Principe Juan Carlos, Santa Marta…Quizás el origen de nuestros vecinos, el ser de los diferentes pueblos de nuestra provincia nos da ese caracter amable, sencillo y cercano, y quizás las circunstancias que obligaron a dejar su localidad natal para labrarse un futuro nos ha hecho que seamos trabajadores y con gran capacidad de sacrificio. Somos una hermandad orgullosa de ser de su barrio, lo que llevamos a gala. Orgullosa de la respuesta que estamos teniendo en cada acto o culto que hacemos. Orgullosa de ser quienes somos e ilusionada con lo que está por llegar si ese apoyo sigue en aumento. Muchas gracias a todos los hermanos que formásteis parte del cortejo, sois fundamentales para realizar nuestra estación de penitencia. Muchas gracias por colaborar con vuestra hermandad, por ayudar a los diputados a realizar su labor, vamos por buen camino, y lo vamos a mejorar con el tiempo, aun queda mucho por hacer y vamos a construir nuestro futuro juntos, en hermandad. Cada año son más los vecinos que nos acompañan, cada día nuestro cortejo es más grande por eso pedimos vuestra colaboración para crecer haciéndolo bien, por derecho y con clase y elegancia, respetando las normas y sin olvidar que hacemos el recorrido más largo de nuestra Semana Mayor, para lo que nuestras normas serán eso, nuestras normas, ni más estrictos ni menos, ni más permisivos ni menos, serán nuestras normas según nuestra idiosincracia de hermandad populosa y con criterio, pero sin olvidar que estamos realizando una estación de penitencia. CRECEMOS JUNTOS.

Muchas gracias a NUESTRA Banda, la Agrupación Musical Santa Cruz, nuestra Hermana Honoraria, nuestra octava trabajadera. Muchas gracias por vuestro compromiso con la Hermandad durante todo el año. Nuestra admiración por vuestro sacrificio en esos continuos ensayos, por la cantidad de horas que dedicáis a preparar vuestro repertorio musical, siendo fieles a vuestro estilo y forma de trabajar. Cada año ponéis el listón de vuestra calidad musical más alto. Felicidades por vuestra ilusión y las ganas de aprender y seguir creciendo. Enhorabuena por la banda juvenil, un trabajo serio y con criterio, fiel reflejo de crecemos juntos. En el plano musical decir Perdón es decir Santa Cruz, no me imagino otros sones detrás, sois la octava trabajadera, la que marcáis el compás al costalero, la que ponéis sones a los rezos y oraciones de todo un barrio. CRECEMOS JUNTOS.

Ya queda menos para el próximo Lunes Santo, y ahora empieza un año para poder disfrutar de una Hermandad viva, una Parroquia abierta y un gran Barrio, CRECEMOS JUNTOS. Un Sueño, una Hermandad, un Barrio.

Carlos Castañeda Quintana. Hno. Mayor.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.