Crónica de la peregrinación al Cerro del Águila

260214-PeregrinaciónPeña Después de muchos años hermanados, realizamos la peregrinación con la Hermandad de la Peña con la que compartimos sede canónica. Un reducido grupo de hermanos de nuestra Hermandad del Perdón realizó la peregrinación al Cerro del Águila, para llevarle sus rezos a la Madre de Dios, allí nos esperaba la Virgen de la Peña. Disfrutaron de unos parajes que invitaban a la reflexión.

El sábado, tras el rezo de la Salve en la Parroquia de Santa Teresa y sobre las 8’00 horas, iniciaban su camino en coches particulares hasta Gibraleón, desde donde se realizaría toda la peregrinación a pie. Por bellos parajes y en buena y armoniosa compañía se realizó la peregrinación. Un camino lleno de vivencias entre los miembros de las dos hermandades, que invitan a que se siga repitiendo a lo largo del año.

La finalización del primer día fue en Alosno. Sobre las 19’00 los peregrinos hacían su entrada en el pueblo, para alojarse en los salones parroquiales, descansar sus doloridos cuerpos y poder reponer fuerzas para el dia siguiente.

El domingo se empezó sobre las 8’00 recorriendo los primeros seis kilómetros por carretera. Posteriormente, y tras un pequeño tentempié, prosiguieron su camino campo a través y en un terreno un poco más duro que el día anterior, a causa de los cambios de desnivel, y con la lógica subida hacia la peña. A pesar de lo duro del camino y de la acumulación de cansancio, las ganas de ver a la Virgen hacían que se pudieran superar todas las dificultades.

Sobre las 11’00 se hacía la entrada con el banderín de camino. Tras reponer fuerzas, y previo a la celebración de la Santa Misa, oficiada por d. Diego Suárez, se realizó la procesión con el Simpecado. A la Eucaristía asistió la Hermandad Matriz de La Puebla de Guzmán, autoridades civiles de la localidad y, lógicamente, las hermandades del Perdón y la filial onubense. El acompañamiento musical corrió a cargo del coro de nuestra hermandad, que se había preparado con mucho cariño las piezas propias de la Virgen de la Peña, destacando su Salve y su Plegaria. Una muestra más de la versatilidad de nuestro coro., y a los que el hermano mayor de la Hermandad de la Peña de Huelva les dirigió unas emotivas palabras de agradecimiento y les hizo entrega de un presente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.