Reunión de costaleros

120214-ReuniónCostaleros El pasado lunes se produjo la primera toma de contacto de la cuadrilla de costaleros de la Hermandad del Perdón. En ella no pudo estar presente nuestro hermano mayor por encontrarse en el pleno de hermanos mayores pero si quiso transmitir, a través de nuestra vocal de culto unas palabras de agradecimiento a los miembros de la cuadrilla allí convocados, en sus palabras, Carlos les felicitó por el buen trabajo que se venía realizando a la vez que les animó a sumarse a la actividad de la hermandad, integrándose como grupo activo en todas las actividades emprendidas por la misma. Su mensaje terminó con un «Crecemos Juntos», que se ha convertido en un lema en nuestra hermandad. Y es que si la cuadrilla crece, la hermandad crece con ella, y viceversa, y no solo en número, sino en madurez y calidad como grupo humano.

 Posteriormente se pasó a la explicación por parte del equipo de capataces, comandados por David Hidalgo, de las novedades del plan de trabajo para la cuadrilla en este 2014. Año del que se quiso resaltar la importancia, no tan solo para la hermandad sino para todos los integrantes de la misma, dado que se disponen a prepararse no tan solo para su salida penitencial el Lunes Santo, si no también para la salida extraordinaria que tendrá lugar el próximo 14 de Septiembre, donde D.M. Ntra. Sra. de los Dolores recorrerá las calles de su barrio bajo palio por primera vez en la historia de nuestra hermandad.

 En cuanto al plan de trabajo, se explicó que tras la igualá que se producirá el próximo 17 de Febrero va a procederse a un par de ensayos en los que las dos cuadrillas de la hermandad trabajarán por separado, alternándose en los días de ensayo, de manera que se puedan concentrar todos los esfuerzos en pulir cada detalle de cada una de las cuadrillas, y posteriormente realizando ensayos conjuntos para cohesionar el trabajo de ambas. Nuestro capataz (David Hidalgo) quiso incidir en la importancia del compromiso de cada uno de los miembros de la cuadrilla, y quiso resaltar que cada detalle importa, y que todas las aportaciones son importantes y serán escuchadas. Nos queda un año de trabajo intenso, que debe llevarse desde la humildad que siempre ha demostrado nuestra cuadrilla, queriendo que nunca se pierda lo que a él le enamoró de la misma, su entrega y sacrificio en el trabajo bajo las trabajaderas, y el compañerismo existente con todo el que se ha acercado a la misma, tanto fuera, como sobre todo bajo las andas del Señor.

 Gran trabajo el que está realizando nuestro equipo de capataces, donde su sencillez y su constante empuje y afán de mejora y superación está haciendo una cuadrilla firme y estable.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.